martes, 15 de agosto de 2006

CAPITULO II. EL PREPARATORIO

Como casi todo en la vida, lo difícil es elegir, sin embargo una vez que se tienen claros los objetivos hay que pasar a la acción. Antonio es desde hoy aspirante a ladrón y para tomar apuntes, ya que no tiene maestro, ha ido al cine a ver "Piratas del Caribe II: el cofre del hombre muerto" y ha alquilado en el video club: "Atraco a las tres", "La trampa" y "Ocean´s eleven". También ha visto los últimos informativos de la tele y ha tomado buena nota de cómo trabajan las bandas organizadas. Se puede robar aunque haya gente dentro de las casas. Lo importante es no hacer ruido, dormirles con un spray o intimidar con algo que parezca peligroso. Nuestro protagonista no quiere acabar en el cuartelillo, ni tener que recurrir a la fuerza, así que ha optado por unas buenas zapatillas de deporte, por si hay problemas... salir corriendo.
Lleva varios días nervioso por su inminente debut. Cada mañana se levanta para buscar su objetivo: esta no, esta puede, esta... sí. Perfecta. Es grande, varias puertas, ventanas y no tiene perro. No sabe si llamar a su amigo Quico para que le eche un cable... él es escalador y anda flojo de dinero, así que es muy probable que acepte la oferta.
El viernes le llamaron los amigos para salir, pero rehusó la invitación porque sabía que esa iba a ser su gran noche y tenía que estar sereno. Quico no sólo accedió a la invitación, sino que se entusiasmó más que él con la idea.
Por fin un trabajo sin jefes, con toda la comisión para él y horario libre.

3 comentarios:

Raúl*Grijalva dijo...

Ya que me lo recuerdas yo tengo muchas ganas de ir al cine =( quiero ir, la ultima que vi fue super man...

La Perra de Kenia dijo...

Buenos dias guapa.
Me quedan 72 horas para volar de aqui.
Besos

Diafragmático dijo...

Como conozco parte del cuento puedo afirmar que, para mí, el giro es de 360 grados...

Por cierto, estoy deseando leer la próxima entrega!

MAREAS

LILANINE. Get yours at bighugelabs.com/flickr