viernes, 30 de junio de 2006

DE BUNBURY Y VIRGINAL

Es la primera vez que tengo vacaciones en Julio, así que de momento no entraré en valoraciones, de si son mejores que Agosto o Septiembre. Eso sí, ya puedo decir que sus comienzos, han sido curiosos y virginales. El miércoles, me estrenaba como pseudo-actriz por primera vez, participando en un homenaje a Lorca, en el que interpretaba a la hija pequeña de Bernarda Alba... vamos, a la golfa. Sí, ya lo sé. No he avisado. Pero como el teatro de momento en mi vida es una experiencia experimental, no quería decepcionar a los que me tienen en buena estima, ni dar un gustazo a los que no. Así que se ha quedado en el pequeño e íntimo placer, que me he dado en los últimos meses. Una actividad extraescolar, que empecé en marzo con mi amiga del alma, con la excusa de acompañar a esta empresaria en uno de sus sueños: ser actriz. Resultado: "Lo diré en pocas palabras: divertido y absurdo. Me hace feliz".
Ayer en el aeropuerto experimenté por primera vez, el síndrome "fan", mientras echaba un ojo a las revistas de un kiosco. De repente me fijé en unos curiosos, negros y sucios zapatos. Seguí mirando al dueño de dichos zapatos y llegué a sus manos, portadoras de unas uñas cortas (yo diría que incluso mordidas), pintadas de negro. Camisa ajustada, verde militar, tatuaje, chulísimo, en el brazo, pelo largo, nariz pequeña... Pensé: "Uy, que pinta de rockero tiene éste menda". Me mira, le miró y... ¡Dios mío!- "Sácame de aquí, tan, tan, tan... no me dejes sólo". ¡Ups, Bunbury, codo, con codo!. Parece que hemos elegido el mismo destino de vacaciones: Cádiz. Espero que las tortillitas de camarones, el pescaíto frito, el vaporcito y las infinitas playas le inspiren y le pongan a tono, porque no hace demasiados meses plantó su gira, sus fans y sus músicos, y se largó deprimido a México, anunciando su retirada de los escenarios. Por cierto lee la Rolling. En portada este mes la hija de Paul Auster.
Por último, diré que es la primera vez, que posteo en un ciber... el "CiberWichi", un bar con solera, con firefox y con ratón y teclados pegajosos, por lo que este post tiene más mérito que ninguno.
De momento, no he tenido ninguna cita con mi mar... pero estoy segura que me espera. Hay poniente.

3 comentarios:

deni o kike dijo...

En mi facultad había un tipo exactamente igual (mismo pelado y pose incluida) que perdió todo su encanto al cambiar de peinado.
Desde mi punto de vista Bumburi se lo tiene un poco creído en todos los sentidos, aunque reconozco que la evolución desde "y por fin he encontrado el camino..." hasta el último cd en solitario es abismal e interesante a partes iguales.

Anónimo dijo...

conozco el cyberwichi y a mi me parece un sitio genial y no te digo nada del "chiquitin" que lo dirije....todo alli tiene su encanto

FARAMAR dijo...

Pues sí... el ciberwichi tiene encanto y un autógrafo de Carlos Cano. Tiene varios puestos de internet con los monitores tumbados y sobre ellos una cristalera. Cierra los lunes (lo sé porque me quedé con las ganas de entrar) y sólo tuve el gusto de conocer al "chiquitín", cuando me dijo: "1,50€"...

http://www.nodo50.org/urisla/?q=node/889

MAREAS

LILANINE. Get yours at bighugelabs.com/flickr