jueves, 15 de junio de 2006

CHULETAS EN MP3

Antonio se licenció en Económicas con media de notable. Años más tarde regresaba a las aulas, esta vez como profesor, dispuesto a convertirse en "Alma Mater" o alma nutriente de sus alumnos. Sus examenes eran los más temidos de la universidad y no precisamente por su complicación, sino por su olfato a la hora de descubrir las chuletas más ocultas. Cansado de la torpeza de su pazguatos pupilos, y para evitarse malos tragos y suspensos en septiembre, decidió impartir una clase sobre "cómo copiar en un examen". Así entre macroeconomía y microeconomía, aprendimos algo más que la típica chuleta pergamino... Aprendimos a freír un huevo en medio de un aula magna con camping gas, o a descubrir si tu profesor sigilosamente y que va en silla de ruedas, se acerca por detrás, gracias a que previamente has echado azúcar en el suelo: "cris-cras-cris...". Como ves, todo muy práctico si te entra hambre en medio de un examen o tienes un profesor con discapacitad.
Durante años he sido una verdadera artista de las chuletas, tanto por su forma, como por su contenido. Perdía tanto tiempo en ellas, que al final me las aprendía y sólo las usaba el 10% de las veces: las grapaba en las camisas por dentro, las tatuaba en mis gemelos, o las pegaba en mis piernas con celo (para en esto último es necesario llevar falda).Con el paso de los años he descubierto que no ser pillado en un examen con chuletas, no depende tanto de la destreza del alumno, como de la bondad del profesor, ya que desde lo alto de la tarima se percatan de todos los movimientos sospechosos. Recuerdo que en una ocasión un compañero dió el cambiazo y fue descubierto poque el profesor había cortado dos milímentos las hojas oficiales y claro, el examen del iluso sobresalía y gritaba eso de: "¡¡¡píllame, píllame, píllame!!!".
Han pasado diez años desde que me examiné de selectividad y por tanto, como todo en esta vida, las técnicas del copión han evolucionado. Tanto es así, que hay incluso webs que hacen negocio con las chuletas electrónicas, otras dan ideas y en el rincondelvago.com nos encontramos con un foro, donde los estudiantes intercambian trucos y experiencias. Está tan de actualidad copiar, que incluso los medios de comunicación se hacen eco de estas artimañas dando pistas tanto a los profesores, como a los alumnos. Lo que no tengo tan claro ahora, es que los pobres estudiantes, examinándose estos días de selectividad, tengan mucho tiempo para tomar nota.

2 comentarios:

La Perra de Kenia dijo...

Yo recuerdo la verdad que lo pasaba muy mal en las jornadas de examen. No fuí uno de los chuleteros por excelencia porque alucinaba cómo mis compañeros lo hacían de tal forma y encima parecía que congelaban el tiempo y los profesores no levantaban la cabeza para pillarles ... pero hay amigo! y cuando lo hacías tu?Lo pasaba muy mal, que tantas veces no me hacía falta porque al haber pasado tanto tiempo "cocinando" la dicha, acabas aprendiendola.
Recuerdo 2 veces en la que quería morir de risa cuando pillaron a unos compañeros.
1.- Caso Iñaki:
Uno de los últimos exámenes de Física y Química en el instituto. La profesora era Consuelo (aun mantengo amistad con ella), el caso que Iñaki tenia la chuleta en la mano y la profesora le había pillado hacia por lo menos unos 20 minutos , pero seguía tal cual para ver qué pasaba. Además , nos iba avisando a los demás para ver cómo rellenaba el folio con las respuestas. Todos nos meábamos de la risa al ver al pobre Iñaki haciendo de las suyas... Total (me parezco al pulpo) que la profesora le dijo que ya estaba bien , que entregara el examen para graparlo con la chuleta ... y el dijo que no tenía chuleta. La profesora se estaba deshuevando de la risa y cuando se acercó a él , él se la comió delante de la profesora. La peña en clase acabamos haciendo la ola en su honor.
2.- Ostras ... que largo no? la segunda es que no me acuerdo muy bien , pero tenía que ver con un walkman (caso universal con pillada incluída)
Un besote.

!!! Ponte el casco oeee !!!

Zeonvision dijo...

Yo tuve una idea hace un par de años y la he compartido con mis amigos, pero la usábamos mas bien en clase normal y no en los exámenes.
El caso es que te metías un mp3, mp4, Ipod etc, en un bolsillo del pantalón o de la chaqueta, y pasabas el cable con los auriculares por la manga izquierda (la derecha si escribes con la mano izquierda) y a escuchar posando la cabeza en la mano. Digo que lo usábamos mas en clases de teoría porque así escuchábamos música sin que el profesor se enterase. La verdad es que no han pillado a nadie haciendo eso pero es muy divertido llegar a conseguirlo.

MAREAS

LILANINE. Get yours at bighugelabs.com/flickr