martes, 25 de abril de 2006

DE MUERTE Y SOLEDADES

Echarle un ojo a esta información que me sobrecoge y entristece: "una mujer muere frente al televisor y nadie la reclama en dos años "Quizás ya lo habíais leído en El País, quizás no, pero,... ¿No os parece fuerte hacía donde nos lleva nuestro individualismo? Madrid es una ciudad con encanto, una urbe especial y con magia en muchos de sus rincones, sin embargo los pitidos de los coches son su banda sonora, a los vecinos les cuesta decir "buenos días" en el portal y se presume de una educación que en muchas ocasiones se pierde.
El otro día por ejemplo, encontré en el limpiaparabrisas de mi coche esta receta: "Muchas gracias por haberme dejado encerrado grandísimo hijo de puta, con gente como tú no me extraña que la gente se parta la cara". ¡Ups!. Jimenez Losantos no es el único crispado de este planeta. ¿Podría haberle dejado más sitio para salir? Puede que sí o puede que no, pero ¿es proporcional esta respuesta? Una compañera de trabajo me dijo hace poco que el próximo día que se encuentre un graffitero en la autopista se lo lleva por delante; otra harta de los ladridos de los perros de su vecino amenaza con envenenarlos. Es normal que una mujer muera delante de un televisor y sólo se la busque por morosa. La muerte tiene eso".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La deshumanizacion de la sociedad es evidente, asi que lo mejor es vivir y dejar vivir, cada uno a lo suyo triste pero real, vamos hacia una socieda desquiciada, faltan valores y referencias triste muy triste, que pena de sociedad.

FARAMAR dijo...

Durante la adolescencia intentamos cambiar el mundo. Superados estos años, lo más inteligente es intentar cambiar lo que tenemos más cerca, nuestro mini-mundo. Recordar el Efecto mariposa o la película "Cadena de favores" (director: Mimi Leder, año:2000). No esperes una gran película, pero sí un mensaje muy interesante.

MAREAS

LILANINE. Get yours at bighugelabs.com/flickr