domingo, 6 de mayo de 2007

CORRE BEA CORRE

¿No os lo podéis creer verdad? Pues yo tampoco, tampoco si no fuera por el dolor de piernas de estos momentos ¡Claro! Hoy he corrido mi primera carrera popular y lo mejor de todo… ¡¡¡la he acabado!!! Quien me iba a decir hace unos meses, cuando moría por las esquinas al correr sólo dos minutos, que en mayo participaría en la “IV Carrera de la Mujer de Madrid” y acabaría los cinco kilómetros con cierta dignidad.
Y es que, es ahora cuando me lo paso bien corriendo, cuando a partir de los diez minutos trotando, me apetece seguir y cuando acabo, no echo las tripas; cuando canto las canciones de mi mp3 hasta el tercer kilómetros; cuando me quedo con ganas de un poquito más y por último, cuando disfruto la ducha… ¡ays, la ducha! como si fuese la mejor recompensa del mundo.
La carrera de hoy la he acabado más tarde que nunca, en 35 minutos, pero claro, nunca había compartido mi espacio vital con ¡12 mil mujeres más!
30, 29, 28, 27, 26…. 4, 3, 2, 1… Y cero… “ESPE-Jode lo que somos” da el pistoletazo de salida y de repente… mis ganas y yo nos rodeamos de caras con velocidad estancadas en la salida. Pasan cuatro minutos hasta que la marea humana de mujeres jóvenes, mayores, mamás con el carrito y el niño, e incluso hombres con peluca empieza a arrancar. Suena batucada. La gente nos mira, nos hace fotos, grita, y a mí se me hace un nudo en la garganta. Echo de menos alguna amiga en esta carrera, pero no he conseguido convencer a nadie. Me río, saludo, aplaudo y corro. Cuando miro por primera vez el reloj he hecho mi primer kilómetro ¡siete minutos! ¡Qué barbaridad! pero si lo hago habitualmente en cinco! Para que luego digan que se mejora la marca de uno en estas carreras.
Entre 12 mil personas a los dos kilómetros me topo con K. que hace esta foto; veo otra vez el chino de las uñas largas, el chico de barbita, el señor de la zapatillas raras, el papá corredor con el bebé, y en el kilómetros tres, a Jorge Drexler con su hijo sentados en un banco del retiro… ¡¡¡Qué!!! ¡Drexler con su hijo! Que mal debo estar, que ya veo alucinaciones. Corro y sigo corriendo, ahora cuesta arriba. Muchos carteles de ánimo. ¡Ya veo la meta! y sprint 300 metros y… ¡Meeetaaaaa!
Ya estoy pensado en mi próxima carrera. Será la San Silvestre Vallecana. Son diez kilómetros y tengo siete meses para entrenar. Si lo consigo ¡Cumpliré lo prometido! Con retraso, pero lo cumpliré.

6 comentarios:

deniman dijo...

Vale, lo has conseguido, me acosté a las 5am pero después de la peli cojo las zapas y salgo a correr. Creo que me estoy acomodando en los 6km

sz9 dijo...

Tu primera carrera está bien que sea a solas y en un entorno no demasiado bueno. Para las buenas, las bonitas, las rápidas, ya sabes que tendrás liebre.

F.A. dijo...

A ver que no lo pillo: una carrera de mujeres y seize no corre!!!???

Tot dijo...

Fantástico! Que buenas sensaciones, verdad? ... Si sigues así te veo corriendo maratones!! que así se empieza!
Y esa camiseta naranja... a Kike la habrá hecho muy feliz, no?
Enhorabuena!! (y espero que no te duelan mucho las piernas...)

Faramar dijo...

F.A. El lado femenino de Kike es demasiado estricto y prefirió esperarme en meta, a correr conmigo... y mira que le compré una peluca, ¿eh? estaba de mono.

Tot. Afortunadamente la camiseta es de mi talla, ejem...

sz9 dijo...

mi lado femenino está en muchos sitios, pero en esta carrera pedían que tu lado femenino fuera estrictamente físico.

MAREAS

LILANINE. Get yours at bighugelabs.com/flickr