jueves, 21 de septiembre de 2006

EL ECO DE JORGE DREXLER

De todos es sabido ya mi debilidad por Jorge Drexler... quizás uno de los momentos más reconfortantes profesionalmente es entrevistar a ese artista que tanto admiras y que sin querer, se cuela en tu vida a través de sus canciones. Hoy estoy escuchando por primera vez "12 segundos en la oscuridad", su nuevo disco, y sigo emocionándome como la primera vez que deguste su música, sus letras, su forma mágica de traducir la cotideanidad en canciones. Hoy quiero compartir con vosotros la entrevista que le hice hace casi dos años, cuando la realidad personal del cantautor uruguayo era otra. Publicaba ECO.

Una canción, “Al otro lado del río”, una película “Diarios de motocicleta” y un cantautor, Jorge Drexler. Resultado: El primer oscar otorgado a una canción compuesta y cantada en castellano.

La elegante victoria del uruguayo Jorge Drexler el pasado mes de febrero, le consagra en países como España, Argentina o Brasil, donde ha desarrollado su carrera en los últimos diez años y le abre a nuevos mercados como Estados Unidos o Italia.
La ceremonia de los oscar estuvo cargada de sorpresas para todos, pero sobre todo, para los organizadores que pensaron que Drexler no era suficiente famoso para cantar su canción y por eso lo hizo Antonio Banderas, acompañado de Carlos Santana. Finalmente el sentido común y el buen gusto otorgaron al compositor el oscar a la mejor canción, que para más inri, era la primera canción en castellano que lo conseguía. Con la humildad e ingenio que caracterizan al compositor recogió el premio de la mano de Prince y pudo dar una bofetada de guante blanco, cuando en lugar de dar las gracias, entono veinte segundos del estribillo de la canción oscarizada. No fue una venganza, fue darse el gusto de hacer lo que más le gusta… cantar. No estaba invitado a ninguna fiesta hortera, post celebración, pero la estatuilla del calvo le sirvió en Los Ángeles de salvoconducto para cualquiera.
Un oscarizado en la Sierra del Guadarrama
Da la casualidad, que Jorge Drexler es vecino de San Lorenzo de El Escorial desde hace ocho años. Vive en una pequeña casita en lo alto del municipio con olor a canela y manzana, desde donde se domina una de las mejores vistas de la Sierra. A un lado el Monte Abantos y al otro, en un día despejado, Madrid. En un buzón oxidado se pude leer Jorge Drexler y Ana Laan. Ana, su musa, su pareja y la madre de su único hijo, Pablo. Ana, cuyo alter ego es Rita Calypso, pseudónimo con el que ha editado su segundo disco. Ambos eligieron este municipio para vivir con su familia porque les permitía navegar entre los dos mundos en los que discurre su vida: Madrid, epicentro de la música y los escenarios, y la Sierra del Guadarrama, cuna de muchas de las canciones del séptimo disco de Drexler; ECO.
P. ¿Qué te aporta vivir en la Sierra?
R. Mi mujer y yo elegimos San Lorenzo porque buscábamos espacio y tranquilidad. Yo ya tenía mis contactos en Madrid y lo que necesitaba entonces era tiempo y espacio para trabajar. Madrid es muy caro... Disfruto mucho de mi casa, de este entorno. Es un sitio muy bonito y además yo vivo al lado del bosque. Mi vida, que es trabajar de noche y viajar mucho, hace que encuentre en San Lorenzo la tranquilidad y el contraste que necesito.
De difícil encasillamiento, el uruguayo se convierte en un cantautor único en su especie, fusionando lo acústico y tradicional, con los sonidos más vanguardistas y electrónicos.
P. ¿Cómo trabajas habitualmente?
R. Trabajo en una pequeña habitación de mi casa donde tengo mis guitarras y mi ordenador. Gran parte del proceso creativo y de producción de mi música se hace a través de Internet. Cuando escribo canciones las mando a mi equipo de producción en Uruguay en Mp3 y ellos me devuelven las primeras aproximaciones también a través de la red. Internet es una herramienta maravillosa, con el único inconveniente de que genera adicción. Me gusta tanto lo que hago que a veces no distingo entre trabajo y ocio. La guitarra es mi trabajo, es una herramienta de exploración personal, pero también es un juego.
Drexler, un inmigrante privilegiado
Drexler llegó a España hace 11 años invitado por Joaquín Sabina que supo ver en él, un valuarte de las nuevas generaciones de cantautores. Por aquel entonces había dejado aparcada su otra profesión, médico y había publicado en su país dos discos.
P. ¿Qué relación mantienes con tu país?
R. Nunca he dejado de ir a Montevideo. Siempre peleé por seguir tocando allí y mantener mi público. Hoy en día, mi ciudad es donde más entradas y discos vendo proporcionalmente. Soy un inmigrante afortunado. Tengo papeles y no salí huyendo de mi país, por lo que puedo volver cuando quiero.
P. ¿Cómo te encaras a un nuevo proyecto?
R.…Cada disco es un desafío. Trabajo en él, como si fuese el primero o el último. Todo en mi carrera se ha ido dando de manera gradual, por lo que nunca me he enfrentado a un pelotazo. La popularidad en caso de que te llegue de repente, te asusta mucho y te amedrenta. Yo hago los discos desde donde los he hecho siempre y los acojo como si fuese lo más importante en mi vida…y de hecho, en ese momento lo es.
A Drexler le preocupa su trabajo y su familia, pero también entender el momento que está viviendo el mundo en este siglo recién estrenado. Buena muestra de ello es su disco Eco, donde hayamos una canción que se construye sobre unos versos del poeta madrileño Chicho Sánchez Ferlosio, “Yo soy un moro-judío que vive con los cristianos”.
P. ¿Cómo nace una canción tan social como la “Milonga del moro judío”?
R. Los versos de Sánchez Ferlosio me los pasó Joaquín Sabina, otro favor que le debo, además de haberme invitado a venir a acá. Este regalo fue, como si me hubieran hecho un traje a medida, ya que me ayudaron a decir un montón de cosas que quería hace tiempo. Esta canción nació antes de la invasión de Irak y con el advenimiento de nuevos sucesos, ha ido cambiando. Estos últimos años he leído la prensa más que nunca para tratar de entender qué está pasando. Primero el 11 de Septiembre, más tarde la crisis del cono Sur, de donde yo vengo, luego la invasión de Irak y hace un año los atentados del 11 de marzo en Madrid… En los últimos tiempos he leído más de economía, ensayo o geopolítica, que de ficción (…).
P. ¿En esta realidad que nos describen los Medios de Comunicación… se puede ser coherente?
R. La realidad es muy compleja… no se si yo apunto a una coherencia. Lo que quiero es estar alerta y tratar de entender qué está pasando. Coherente no significa ser rígido, sino tratar de adaptarse a los cambios, puesto que la realidad va cambiando. Es importante no andar por la vida con el piloto automático con una serie de principios que uno tiene prefijados. El mundo es complejo y hay que entenderlo como tal. Hay que estar informado, ya que no se puede explicar el mundo del 2005, con las premisas políticas que teníamos nosotros en la facultad, en 1984. Han pasado veinte años y la mayor parte de esos esquemas, no sirven para explicar las cosas que pasan.
P. Estudiaste medicina… y decidiste dejar de sanar el cuerpo, para sanar el alma con tus canciones. ¿Piropos así te ruborizan?
R. Me ruborizo, pero por cosas peores, no porque me digan que mis discos son sanadores. La verdad es que si alguien vive así mis canciones, me pongo muy contento.

Lo más paradójico de la historia reciente de Drexler, incansable buscador del equilibrio y la justicia cósmica, es que todos se disputan su Oscar y lo sienten suyo. Uruguay por cuna, los latinos en general, por ser la primera canción en castellano que gana un Oscar; los cantautores aclaman al primer camarada oscarizado, mientras que los amantes de la electrónica le loan por su valentía al fusionar. No podemos olvidar que el Colegio de Médicos celebra que Drexler se haya convertido en el primer médico con estatuilla. Ya, para terminar esta enumeración de agraciados por un sólo Oscar, hay que decir, que quizás, este deseado Oscar esté en una vitrina de una pequeña casa en San Lorenzo del Escorial. ¡Enhorabuena Jorge!

9 comentarios:

Tot dijo...

trato de ponerme en tu pellejo... de entrevistar a alguien a quien admiras... y uff, se me ponen los pelos de punta. Enhorabuena... porque esos momentos son los que dan millones de puntos positivos a esta libreta que es la vida... y que por muchos puntos negativos que nos lleguen, momentos como ese compensan todo lo demás. Fantástico, Faramar. Que se te repitan muchos momentos como ese... bueno, muchos muchos tampoco.. pero si todos los que desees.

k dijo...

a mí me encantó estar allí, en su casa, curioseando entre sus libros y viendo cómo a mi chica se le caía la baba...pero siempre digo que lo que más me sorprende de drexler no es que te invite a su casa para una entrevista, sino que, al concluir un concierto y verte en primera fila, te diga "hola bea", o se ilusione tocando la percusión a sus amigos en aquél concierto...

FARAMAR dijo...

Son momentos... únicos (que me encantó compartir contigo)

La Perra de Kenia dijo...

El otro dia les escuché en Gomaespuma y creo que a Fresser y a Cano les queda mucho por aprender todavía con respecto a la tigresa de la Sierra de Madrid.
Oye, tu casa es preciosa.
Besos
Pd.- Por cierto , a que no sabes quién ha entrado en Kiss?"La Mosquera"
:) - Echote de menos

julieta dijo...

Zaragoza une a los hermanos Drexler por primera vez en un concierto
Actúan esta noche en el Teatro Principal dentro del programa "Zaragoza Latina". Jorge presentará canciones de su último disco, titulado "12 segundos de oscuridad

http://www.heraldo.es/heraldo.html?noticia=178579

Oye, coge un tren un vente. Te da tiempo.
Cuenta/Contad con ello.

j.

FARAMAR dijo...

BUaaaaaaaaaaaaa, buaaaaaaaaaaa, buaaaaaaaaaaaaaaa...

me parece que el encuentro tendré que postponerlo, para cuando se decidan a actuar en Madrid o en fin de semana en cualquier otra ciudad...

buaaaaaaaaaaaaaaaa

Gracias por el link

Carlos ÁS dijo...

¡hola!

Sou do Brasil, e achei teu blog muito legal. Vou voltar pra ler tua entrevista com o Jorge Drexler que eu também gosto pra caramba. Ele é muito bom músico. Tô ansioso pra escutar o "12 segundos en la oscuridad"... deve estar muito bacana.

Até logo!

FARAMAR dijo...

Muchas gracias Carlos... Es un gustazo recibirte en mi casa. Espero que te sientas agusto y disfrutes.

Dale al "play" y que suenen "12 segundos en la oscuridad".

Obrigado...

Serenity dijo...

Hola!

Tengo una entrada para el concierto de Jorge Drexler en Madrid y no voy a poder ir, fila 3 y asiento 6 del patio de butacas. Si a alguien le interesa que me escriba a symphonies_and_dreams@hotmail.com

MAREAS

LILANINE. Get yours at bighugelabs.com/flickr